jump to navigation

Cuando alguien especial se convierte de una persona única a una máquina abril 12, 2007

Posted by jmanuelmeza in Personal, Reflexiones.
trackback

Cuando le dices lo que sientes solo te dice “yo también”
Cuando le haces algo especial solo dice ”ahh que bonito que me hagas cosas” pero esa persona nunca hace algo parecido para ti
Cuando le llamas por teléfono lo primero que te dice es “¿que pasó?”
Cuando le preguntas con mucho entusiasmo ¿como estás? te responde “muy cansada, como siempre… ¿que pasó? (porque llamas)”
Cuando la invitas a tu casa a ver una película, esa que es la que más te gusta y quieres verla con ella, volteas y… se quedó dormida… otra vez (se le acabó la batería)
Cuando le cuentas que soñaste con ella una y otra vez ella te contesta “yo no, ni siquiera sueño algo”
Cuando le preguntabas a dónde quería salir te decía “pues no se, a donde quieras, no pensé en nada en particular, tu decide”
Cuando le dijiste que pasarían unas vacaciones muy lindas juntos te dijo “¿y con qué dinero? y además ¿a donde vamos a ir? (que hueva)”
Cuando le dices que quieres verla te dice “es que ahorita no puedo”, “tal vez mañana pero nada mas como media hora”
Cuando le comentaste que otra persona estaba interesada en ti lloró por miedo a perderte… pero entonces le dijiste que querías estar con ella y contestó “pero yo estoy bien así, sola”
Cuando le preguntas si se encuentra bien, feliz, te contesta “si… bueno no feliz, pero si bien, trabajando y… trabajando, duermo un poco y luego trabajo”

Cuando ves a tu familia sientes que es lo más importante para ti, cuando le preguntas por la suya te dice “no se, no los he visto, no he tenido tiempo por el trabajo y en mi día de descanso quiero eso, descansar”

Cuando su familiar murió dejaste todo para estar ahí, cuando el tuyo está por morir te dice “es que si me interesa, pero entiende que tengo que trabajar”
Y después de tantos años ahí, a su lado, apoyándola lo único que escuchas es “me gustaría pero no puedo, o tal vez te llame mañana, sino pues pasado… si puedo”

Y aún así, aquella cínica máquina-aberración te dice: “pero no te preocupes, yo estoy contigo siempre para lo que necesites”
Le contestas: “necesito verte, o 5 minutos para platicar”
Y cierra la conversación a lo grande “mmm esque no puedo ahorita, entiende… tal vez después”

Anuncios

Comentarios»

1. claudio r.. - mayo 7, 2007

hola

Me llegó. Yo fui el que cambio, lástima que me doy cuenta ahora que estoy solo, porque mi pareja no permitio que me diera cuenta antes.

Lo tendré en cuenta para el futuro.

saludos

2. jmanuelmeza - mayo 7, 2007

mmm, pues si, así nos pasa, pero no hay porqué preocuparse de más, al parecer siempre llega algo bueno después…
Saludos!

3. gerardo - julio 1, 2007

…a veces las maquinas tienen tantas funciones tan importantes y necesarias, que se vuelven indispensables para nosotros, nos dan tantas cosas, nos hacen soñar con ellas…pero a veces algun “virus” las ataca y a los “humanos” nos desconciertan y a pesar que hacemos todo lo posible por “curarlas”, nos damos cuenta que nuestros intentos son inutiles…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: